Consejo Nuevo León
Presentan diagnósticos sobre aportación económica y políticas culturales de NL
03/11/2017

Un análisis cuantitativo y cualitativo de la economía de la cultura en Nuevo León, así como un diagnóstico de las políticas públicas del Estado de 1995 a la fecha fueron presentadas hoy por investigadores.

Estos dos estudios fueron resultado del acuerdo de colaboración entre el Consejo Nuevo León para la Planeación Estratégica y el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León (CONARTE) firmado el 29 de mayo pasado.

El primero de los estudios, encabezado por Joana Chapa Cantú, directora del Centro de Investigaciones Económicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), dimensionó a la cultura desde el enfoque económico y propuso alternativas para el desarrollo de la industria cultural en nuestra entidad.

Al respecto, estimó un gasto de $20,743 millones de pesos en cultura, que equivale a un 5.46 % del gasto total de los hogares en el Estado, con base en el análisis de información de INEGI de 2012.

En total, la cultura contribuye a generar un 1.62 % del PIB estatal, que corresponde al valor agregado bruto por el consumo, que es 1.29 %, más la producción cultural de los hogares, estimada en 0.33 %.

Si bien la cultura no es cuantificable, pues se trata de un conjunto de costumbres, tradiciones, creencias y valores, sí se puede medir a la perfección los flujos económicos que generan las actividades en torno a ello, señaló Chapa Cantú.

Adicionalmente, el gasto en cultura tiene un impacto multiplicador, que en Nuevo León es de 1.24 %, lo que significa que por cada millón de pesos la producción bruta del estado se incrementa 1.24 millones.

El segundo de los estudios, dirigido por el sociólogo Víctor Zúñiga González, evaluó las políticas públicas sobre cultura desde que se creó CONARTE hasta la fecha, a fin de definir un marco de indicadores de evaluación que CONARTE utilizará para elaborar un programa sectorial y medir periódicamente sus avances.

Ambos estudios fueron presentados en el Hub cultural de la Escuela Adolfo Prieto con la presencia de Ricardo Marcos González, presidente de CONARTE; Martha Herrera González, presidenta de la Comisión de Desarrollo Humano del Consejo Nuevo León; y Melissa Segura Guerrero, secretaria técnica de CONARTE.

“El organismo tiene una buena reputación en general, pero no habíamos entrado en un proceso de revisión como el que hacemos actualmente. Lo hemos realizado en la actual administración durante un periodo largo de casi dos años, pero se necesitan de estos diagnósticos a las políticas culturales la incidencia que tiene sobre la ciudadanía para poder dirigir o redirigir nuestras acciones”, explicó Marcos González.

“Nuestro propósito es la generación de conocimiento. Estos estudios son un gran paso en la realización del Plan Estratégico, donde hay una visión transversal de la cultura”, profundizó Herrera González.

En la presentación se subrayó la necesidad de que estas acciones sean constantes, en virtud de tener más datos que contribuyan a la elaboración de las acciones en materia de cultura, por lo que se anunció la realización de un estudio sobre el consumo cultural de los ciudadanos en el área metropolitana de Monterrey.

“Para 2018 se va a realizar un análisis y diagnóstico adicional en el que se va a preguntar a las personas en qué gastan cuando se trata de cultura, lo que nos permitirá tener un comparativo y medir los gustos del público en Nuevo León”, adelantó Herrera González.

“Con la gran noticia de que tendremos un estudio el próximo año, nos va a poder dar de primera mano datos fidedignos y reales de los consumos culturales en Nuevo León”, agregó el presidente de CONARTE.

 

Economía de la cultura en Nuevo León

Para la metodología se tomó como base los datos que entrega la Cuenta Satélite de Cultura en México (INEGI-2012), en la que se define al sector cultura como el conjunto de productos y actividades humanas que permiten transformar las ideas y aspectos creativos a través de un proceso de creación, producción, transmisión, consumo, preservación y formación, materializados en bienes y servicios culturales, caracterizados por su contenido simbólico.

Entre las complicaciones más importantes que se detectaron en la elaboración del estudio, está la diversificación de las actividades vinculadas a la cultura, ya que se encuentran en muchos sectores productivas que involucran los insumos y herramientas y la producción doméstica y de mercado.

Para llegar a establecer el gasto en cultura realizado en los hogares de Nuevo León se tiene como base los 29 bienes y servicios que considera la Cuenta Satélite de Cultura en México, producción doméstica, datos de la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares (ENGASTO) 2012 del INEGI, y un estimado que considera una igualdad del gasto per cápita en NL con el obtenido a nivel nacional para poder integrar 10 bienes y servicios que no aparecen en las anteriores consideraciones.

De acuerdo a todo lo anterior se entiende que el gasto en cultura asciende a 20,743 millones de pesos, resultado de la compra de bienes y servicios entre sectores económicos. A esto se le suma la inyección por el efecto multiplicador de la producción bruta, valor agregado bruto, ingreso y empleo.

 

Las presentaciones del evento pueden ser descargadas en:

Diagnósticos cultura 3/nov/2017